TOP

Información para la igualdad de género

Los avances para derrumbar las barreras que nos separan, incluidas las del género, no pueden ser frenados por falta de recursos o de voluntad política, de ahí la importancia de garantizar el acceso a la información pública.

La desigualdad de género es una realidad histórica en México. Existen políticas y programas públicos para enfrentarla, pero prevalecen áreas de oportunidad que retrasan la obtención de resultados. En buena medida, los avances logrados se deben a la colaboración entre instituciones públicas y organizaciones de la sociedad civil (OSC) que promueven la agenda de igualdad de género. Estas, tomando en consideración la evidencia, han incidido en la mejora de dichas políticas y programas, así como en sensibilizar a las autoridades y la población sobre el tema. A su vez, esta incidencia es facilitada a través del uso sistémico del derecho de acceso a la información pública (DAI) que permite a las OSC allegarse de elementos para evaluar las acciones gubernamentales y fundamentar sus propuestas.

El avance es tal que hoy también es posible que las OSC transmitan conocimientos y capacidades a otras OSC y ciudadanos para ejercer y aprovechar el DAI. Un ejemplo es la guía coordinada por Equis, Justicia para las Mujeres sobre cómo utilizar este derecho para fortalecer las estrategias de incidencia de las organizaciones feministas en México. La guía explica el marco legal y las herramientas disponibles para ejercer plenamente este derecho, e incluye experiencias exitosas de organizaciones feministas de México y Latinoamérica. Las OSC nacionales que comparten su experiencia son el Instituto de Liderazgo Simone De Beauvoir que utilizó el DAI para incidir en la prevención del embarazo en adolescentes, el Grupo de Información en Reproducción Elegida para avanzar la armonización de normas oficiales con la Ley General de Víctimas, y la propia Equis para monitorear la publicación de sentencias judiciales en las 32 entidades federativas.

Las OSC internacionales que comparten aprendizaje sobre el uso del DAI son el Equipo Latinoamericano de Justicia y Género en Argentina, Coordinadora de la mujer en Bolivia, Corporación Humanas de ChileEcuador y Colombia, y Demus Perú. Estas OSC desarrollan actividades como monitoreo de presupuestos, búsqueda de espacios de contacto con los poderes ejecutivo, legislativo y judicial, investigación, litigio estratégico y acción política, incidencia en agendas de gobierno, redacción de informes internacionales, elaboración de contenidos y materiales para informar a la población en general. Si bien los marcos normativos de los distintos países varían, en todos los casos se concluye que la transparencia y el DAI son una herramienta determinante para avanzar sus agendas, además de ser valor agregado para el control democrático en sus respectivos países. El DAI les permite actuar como contrapeso real a las autoridades.

Trabajos similares están sucediendo en todo el mundo, de ahí que el tema destacara en la Sexta Cumbre Global de Gobierno Abierto que se celebró en Ottawa los últimos días de mayo de este año. Ahí se discutieron temas centrales para el buen funcionamiento de nuestras democracias como son la igualdad de género y la inclusión. En representación del INAI tuve la oportunidad de compartir con participantes de varios sectores y regiones reflexiones sobre cómo el DAI, la transparencia y la participación ciudadana han permitido avanzar la agenda de igualdad de género en México. En esta cumbre se lanzó la campaña “Romper los roles”, auspiciada por 20 países para que figuras públicas compartan testimonios en defensa de la diversidad, y se reconoció que hacen falta más compromisos en los planes de acción nacionales y locales que tomen en cuenta las voces e ideas de las niñas y mujeres, que no se limiten a la provisión de datos o la participación en presupuestos.

Para promover un mundo más justo es necesario derrumbar las barreras que nos separan, incluidas las de género, por eso necesitamos la colaboración gobierno-sociedad civil. Los avances no pueden ser frenados por falta de recursos o de voluntad política, de ahí la importancia de garantizar el acceso a la información pública ya que es pieza clave para que la sociedad civil interesada pueda colaborar e incidir en pro de la igualdad de género.

Post a Comment