Stockholm
25 May, Saturday
15° C
TOP

Las mujeres: el enorme potencial para revolucionar internet en América Latina y el mundo

Desde la uruguaya Ida Holz, conocida como ‘la madre de internet’ en los 90, hasta varios proyectos para acercar a jóvenes al estudio tecnológico, las mujeres latinoamericanas buscan consolidar su protagonismo en el campo de las tecnologías de la información.

Entre los años 80 y 90, la ingeniera uruguaya Ida Holz se ganó el mote de ‘madre de internet’ por su contribución al desarrollo de la red en su país y en América Latina. En 1991, durante un congreso en Río de Janeiro, su nombre se convirtió en referencia latinoamericana al negarse a que EEUU y Europa impusieran sus condiciones para la flamante internet en la región.

Si bien el caso de Holz es inspirador, sigue sin ser común que las mujeres sean protagonistas en el campo de las tecnologías de la información y comunicación, conocidas por su acrónimo ‘TIC’. A tal punto que en 2010 la Unión Internacional de las Telecomunicaciones dispuso la celebración del ‘Día Internacional de las niñas en las TIC’ cada 25 de abril, como forma de reducir la brecha de género en esa área.

Una de las organizaciones que no perdió de vista esa premisa fue el Registro de Direcciones de Internet de América Latina y el Caribe (Lacnic), organización internacional dedicada a la administración de recursos de numeración de internet.

En conversación con Sputnik, la directora de Proyectos de Desarrollo de Lacnic, Carolina Caeiro, explicó que uno de los objetivos de los programas sociales impulsados por la organización es lograr “que las mujeres no sean únicamente usuarias finales de las tecnologías de la información, sino que se involucren masivamente siendo productoras”.

© Sputnik/ Kirill Kallinikov. Una chica usa un ordenador en una biblioteca

En pocas palabras, una mayor participación que permita aportar “una visión de género a la generación de tecnologías y contenidos”, resaltó.

En ese marco, Lacnic apostó por fomentar el “desarrollo de habilidades digitales” en mujeres del continente, atendiendo a una “brecha de género” bien marcada en carreras terciarias de ciencia, ingeniería y matemática (conocidas en conjunto por sus iniciales en inglés, STEM).

Así nació en el proyecto ‘Ayitic goes global’, con el que la organización apuntaba a desarrollar capacidades digitales en Haití, el país de menor desarrollo económico en América Latina y el Caribe. Tras varios años trabajando con la comunidad técnica de ese país, en 2017 comenzaron los cursos destinados a mujeres jóvenes haitianas.

Caeiro explicó que el proyecto apunta a formar a las mujeres para que puedan “acceder a empleos de manera remota desde Haití”, en el campo de las TIC.

En efecto, las estudiantes reciben formación en el área de procesamiento de datos, de demanda creciente por parte de las empresas internacionales dedicadas al ‘big data’. Las mujeres también reciben formación en marketing digital.

“Muchas empresas deciden tercerizar [estos servicios], por lo que puede haber una empresa en Canadá que contrate a una empresa en otro país, como puede ser Haití”, comentó.

El programa de Lacnic ya lleva formadas a unas 300 mujeres haitianas, en una primera etapa del programa.

A su vez, la organización continúa impulsando el programa ‘Frida’, un fondo regional de innovación en varios temas que desde 2017 mantiene la cuestión de género como uno de los campos principales a premiar.

Así, ha solventado económicamente a la Facultad de Ingeniería de la universidad estatal de Uruguay, dedicada a trabajar con mujeres adolescentes para acercarlas a las tecnología de la información y fomentar su especialización en esa área.

© Sputnik/ Vladímir Vyatkin. Una niña usa una computadora

Lacnic también apoyó a ‘Editatona’, un proyecto desarrollado en México para reducir la brecha de género dentro de Wikipedia. Tras comprobar la falta de biografías de mujeres ilustres en la enciclopedia colaborativa, la iniciativa reunió a mujeres jóvenes para trabajar en artículos de mujeres científicas, artistas o empresarias.

Desde el legado de Ida Holz hasta la creciente cantidad de proyectos dirigidos a mujeres jóvenes, “hay un montón de modelos y mentoras a seguir” en el campo de las TIC, valoró Caeiro.

La integrante de Lacnic remarcó además que en América Latina y el Caribe existe “una creciente noción de que es importante apoyarnos entre las mujeres y potenciarnos para atraer a las nuevas tecnologías al mundo de la tecnología”.

Post a Comment