Stockholm
19 Jun, Wednesday
19° C
TOP

Crece el porcentaje de mexicanos que opinan que las mujeres son violadas por provocar a los hombres

En siete años, entre 2010 y 2017, aumentó el porcentaje de población mexicana que opina que las mujeres son violadas sexualmente porque provocan a los hombres.

Así lo refleja el nuevo Sistema Nacional de Información Sobre Discriminación (SINDIS), que fue presentado el lunes por el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) y la Secretaría de Gobernación, junto al Instituto Nacional de Estadística (INEGI).

El SINDIS es una plataforma digital, a la que puedes acceder aquí. Utiliza los datos de la Encuesta Nacional sobre Discriminación (ENADIS) para analizar el comportamiento y la evolución de las prácticas discriminatorias en México, y a partir de ese análisis proponer políticas públicas para combatirlas.

Para ello, el nuevo Sistema permite hacer comparaciones entre algunas prácticas discriminatorias de la encuesta de 2010, con la más reciente de 2017.

Uno de los principales hallazgos de la comparativa es que, a pesar del paso de los años, algunos estereotipos y prácticas discriminatorias no solo no se han erradicado, sino que se están arraigando más entre la población mexicana.

Por ejemplo, de acuerdo con la ENADIS 2010, un promedio de 13% de las mexicanas y mexicanos consultados opinaba en ese entonces que “algunas mujeres son violadas porque provocan a los hombres”.

Siete años más tarde, en la ENADIS 2017, el porcentaje aumentó: en promedio, 15% de la población opinó lo mismo, dos puntos porcentuales más.

La ENADIS 2017 subraya otro dato a destacar: de ese 15% de promedio, hasta casi 2 de cada 10 hombres encuestados (18%) dijo que está muy de acuerdo o de acuerdo en que las mujeres que son violadas es porque provocan; “un dato muy elevado y muy preocupante”, recalca la encuesta; mientras que el porcentaje de mujeres que opina lo mismo es algo más bajo: 12.3%.

Otra práctica discriminatoria que aumentó en ese lapso de siete años es el acceso a la vivienda a personas extranjeras.

En la encuesta de 2010, el 26.6% de los mexicanos consultados dijo que no rentaría un cuarto de su vivienda a una persona de origen extranjero. Mientras que en la encuesta más reciente de 2017, el porcentaje subió a 39.1%; hasta 12.5 puntos porcentuales más.

Por otra parte, en 2010 el 12.5% de los encuestados dijeron que no alquilarían un cuarto a una persona con alguna discapacidad. Esa cifra aumentó siete años más tarde a 16.6%, cuatro puntos porcentuales más.

Mientras que la estadística de discriminación hacia personas que viven con VIH Sida se mantuvo igual en siete años: casi 4 de cada mexicanos (36%) dijo que no le rentaría un cuarto a una persona con esta enfermedad.

Otra estadística sobre prácticas discriminatorias que experimentó un avance considerable en estos siete años, tiene que ver con los jóvenes.

Según la ENADIS 2010, el 49.2% de la población consultada, opinaba en ese entonces que se justifica mucho, algo, o poco, llamar a la policía por la simple razón de que un grupo de jóvenes esté reunido en la esquina de una calle.

En 2017, el porcentaje se disparó 14.9 puntos porcentuales, hasta 64.1%.

O, en otras palabras, más de 6 de cada 10 mexicanos, opina que se justifica llamar a la policía porque un grupo de jóvenes está reunido en una esquina.

Avances

En cuanto a los avances que refleja la comparativa del Sistema Nacional de Información Sobre Discriminación, cabe destacar una reducción en el porcentaje de personas que no alquilaría un cuarto a una persona gay o lesbiana.

En 2010, 4 de cada 10 mexicanos (44%) dijeron que no lo harían; en 2017, el porcentaje cayó a un 32%, 12 puntos menos.

Otro descenso tiene que ver con las personas en desacuerdo de que las parejas del mismo sexo puedan adoptar niñas y niños.

En 2010, el 64.5% opinaba en este sentido; siete años más tarde, opinan así el 56.6%, 7.9 puntos porcentuales menos. Sobre este punto, cabe señalar que, a pesar de que el derecho a adoptar de las personas del mismo sexo fue reconocido por la Suprema Corte de Justicia de México, más de la mitad de los encuestados opina que no deberían poder hacerlo.

También se redujo el porcentaje de personas que se justifica mucho, algo, o poco, el burlarse de alguien en la calle por su tono de piel: de 11% que lo pensaba así en 2010, se pasó a 6.5% en 2017.

Y también fue a la baja el porcentaje de personas que justifican mucho, algo, o poco que un hombre le pegue a una mujer: de 11.5% en 2010, se pasó a 7%.

Post a Comment